Cómo ajustar el pH de la piscina: Guía completa para disfrutar de un agua saludable


Si queremos disfrutar de un baño seguro y un agua limpia y cristalina en nuestra piscina, es fundamental ajustar adecuadamente los niveles de pH. Junto con el cloro, el pH juega un papel crucial para mantener el agua en óptimas condiciones y prevenir la proliferación de microorganismos dañinos. En esta guía completa, aprenderás cómo regular el pH de la piscina, incluyendo cómo subir y bajar el pH, así como algunos consejos para lograr un equilibrio natural.

Tamar Incrementador pH Liquido, regulador de pH 5 litros.

¿Qué es el pH de la piscina y por qué es importante?

El pH del agua es una medida que indica su nivel de acidez o alcalinidad. Los valores normales de pH en una piscina deben situarse entre 7,2 y 7,6 para asegurar un entorno saludable para los bañistas. Tanto un pH demasiado bajo como uno demasiado alto pueden tener consecuencias negativas tanto para los usuarios como para la propia piscina.

Un pH bajo, por debajo de 7,2, indica que el agua es ácida. Esto puede causar irritación en los ojos, la garganta y la piel de las personas que se bañan en ella. Además, la acidez puede corroer los materiales de la piscina, como las partes metálicas y las teselas de los mosaicos, lo que representa un riesgo para los bañistas.

Por otro lado, un pH alto, por encima de 7,6, indica que el agua es alcalina. Esto puede causar sequedad e irritación en la piel de los bañistas. Además, el agua se vuelve turbia y pueden aparecer algas. También se forman depósitos de cal en las tuberías y otras instalaciones de la piscina, lo que afecta a su funcionamiento y apariencia.

En resumen, mantener un pH equilibrado en la piscina es esencial para garantizar la salud de los bañistas, preservar la integridad de la piscina y disfrutar de un agua limpia y cristalina.

Nortembio Pool Elevador pH Plus 1,4 Kg. Elevador pH+ para Piscinas y Spas. Tratamiento Regulador pH Natural en Formato Polvo. Mejora la Calidad del Agua. Seguro...

Cómo medir el pH de la piscina

Antes de comenzar a ajustar el pH de la piscina, es importante medirlo con regularidad. Para ello, puedes utilizar un kit de prueba que mida tanto el pH como el cloro del agua. Estos kits son fáciles de usar y proporcionan resultados precisos.

Simplemente toma una muestra de agua de la piscina en el tubo de prueba y sigue las instrucciones del kit para obtener la lectura del pH. Si el valor se encuentra fuera del rango óptimo de 7,2 a 7,6, será necesario tomar medidas para ajustarlo.

Cómo subir el pH de la piscina

Si el pH de la piscina está por debajo del rango recomendado, es decir, es ácido, necesitarás subirlo para alcanzar el equilibrio adecuado. Aquí te mostramos cómo hacerlo de manera efectiva:

  1. Elige el producto adecuado: En tiendas especializadas encontrarás productos específicos diseñados para elevar el pH de la piscina. Estos productos suelen ser incrementadores de pH y están disponibles en forma de sólidos, líquidos o granulados. Asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante para determinar la cantidad adecuada a utilizar.
  2. Calcula la cantidad necesaria: Para saber la cantidad de producto que debes añadir a la piscina, necesitarás conocer el volumen de agua en metros cúbicos. Como regla general, se recomienda agregar entre 5 y 10 gramos de incrementador de pH por metro cúbico de agua para subir el pH deseado. Sin embargo, verifica las instrucciones del producto para obtener una dosificación precisa.
  3. Distribuye el producto por toda la piscina: Una vez que hayas calculado la cantidad necesaria, diluye el incrementador de pH en un recipiente con agua y viértelo lentamente alrededor de la piscina, preferiblemente en la parte más profunda. Asegúrate de que el producto se mezcle bien con el agua.
  4. Enciende el sistema de filtrado: Para ayudar a distribuir el incrementador de pH de manera uniforme, es recomendable mantener el sistema de filtrado de la piscina en funcionamiento durante al menos varias horas después de añadir el producto. Esto ayudará a que el agua se mezcle correctamente y el pH se eleve de manera uniforme.
  5. Vuelve a medir el pH: Después de haber agregado el incrementador de pH y esperado el tiempo recomendado, vuelve a medir el pH de la piscina para asegurarte de que ha subido a un nivel adecuado. Si es necesario, repite el proceso hasta alcanzar el pH deseado.

Recuerda que es importante realizar mediciones periódicas del pH de la piscina para mantenerlo dentro del rango óptimo y ajustar según sea necesario.

Quimicamp 203406 - Elevador de pH, Multicolor
  • Quimicamp 203406 - Elevador de pH

Cómo bajar el pH de la piscina

Si el pH de tu piscina está por encima del rango recomendado, es decir, es alcalino, tendrás que bajarlo para restablecer el equilibrio adecuado. Sigue estos pasos para reducir el pH:

  1. Elige el producto adecuado: En el mercado existen productos específicos para reducir el pH de la piscina. Estos productos suelen ser reductores de pH y también están disponibles en forma de sólidos, líquidos o granulados. Asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante para determinar la cantidad adecuada a utilizar.
  2. Calcula la cantidad necesaria: Al igual que al subir el pH, necesitarás conocer el volumen de agua en metros cúbicos para calcular la cantidad de reductor de pH a utilizar. Generalmente, se recomienda agregar alrededor de 100 gramos de reductor de pH por cada 100 metros cúbicos de agua para reducir el pH en 0,2 unidades. Sin embargo, verifica las instrucciones del producto para obtener una dosificación precisa.
  3. Distribuye el producto por toda la piscina: Diluye el reductor de pH en un recipiente con agua y luego viértelo lentamente alrededor de la piscina, preferiblemente en la parte más profunda. Asegúrate de que el producto se mezcle bien con el agua.
  4. Enciende el sistema de filtrado: Al igual que al subir el pH, es recomendable mantener el sistema de filtrado de la piscina en funcionamiento durante varias horas después de agregar el reductor de pH para ayudar a distribuirlo de manera uniforme.
  5. Vuelve a medir el pH: Después de haber agregado el reductor de pH y esperado el tiempo recomendado, vuelve a medir el pH de la piscina para asegurarte de que ha bajado a un nivel adecuado. Si es necesario, repite el proceso hasta alcanzar el pH deseado.

Recuerda que es importante medir y ajustar regularmente el pH de la piscina para mantener un equilibrio adecuado y garantizar un agua saludable para los bañistas.

Rebajado
Tamar Reductor pH, regulador de pH Liquido 5 litros.
  • ✔️ TAMAR REDUCTOR PH LIQUIDO: Especialmente formulado para reducir el pH del agua de la piscina. Para un óptimo rendimiento del cloro, el pH debe estar situado entre 7,2-8,0.
  • ✔️ FORMA DE EMPLEO: Para reducir 1 décima el pH del agua, añadir 750 mL /50 m3 de agua
  • 🇪🇸 PRODUCTO NACIONAL FABRICADO EN VALENCIA

Consejos para mantener un equilibrio natural del pH

Además de utilizar productos químicos para ajustar el pH de la piscina, existen algunos consejos que puedes seguir para mantener un equilibrio natural:

  • Controla la alcalinidad: La alcalinidad del agua tiene un impacto directo en el pH. Si la alcalinidad es demasiado alta, el pH tiende a subir. Para controlar la alcalinidad, puedes utilizar productos específicos o agregar ácido muriático diluido en agua. Sin embargo, es importante tener precaución al manipular ácidos y seguir las instrucciones del fabricante.
  • Evita la acumulación de productos químicos: El uso excesivo de productos químicos, como el cloro, puede alterar el equilibrio del pH en la piscina. Trata de utilizar la cantidad adecuada de productos químicos según las instrucciones del fabricante y evita sobredosificar.
  • Mantén un buen sistema de filtrado: Un sistema de filtrado eficiente es fundamental para mantener el agua limpia y equilibrada. Asegúrate de limpiar y reemplazar los filtros regularmente para garantizar un correcto funcionamiento.
  • Controla la temperatura del agua: Las altas temperaturas pueden afectar el pH del agua. Intenta mantener la piscina a una temperatura adecuada y evita la exposición directa y prolongada al sol.
  • Realiza un mantenimiento regular: Limpia la piscina regularmente para evitar la acumulación de suciedad y desechos que puedan afectar el equilibrio del pH. Aspira el fondo de la piscina, limpia las paredes y verifica el estado de los equipos de filtrado.

Siguiendo estos consejos y ajustando regularmente el pH de la piscina, podrás disfrutar de un agua saludable y cristalina para tus baños.

Conclusion

Ajustar el pH de la piscina es esencial para garantizar un agua saludable y disfrutar de un baño seguro. Tanto si el pH está por encima como por debajo del rango recomendado, existen productos específicos para subir o bajar el pH de manera efectiva. Además, puedes seguir algunos consejos para mantener un equilibrio natural y realizar un mantenimiento regular de la piscina. Recuerda medir el pH con frecuencia y ajustarlo según sea necesario para mantener un entorno óptimo para los bañistas y preservar la integridad de la piscina. ¡Disfruta de un refrescante y seguro baño en tu piscina!

Si pulsas en cualquier enlace de esta página y haces una compra, nosotros ganamos una comisión sin coste adicional para ti.  Última actualización de precios: 2024-04-12.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *