Piscinas portátiles

A todos nos gusta disfrutar de un baño en la piscina cuando llega la época de calor, pero también sabemos que las piscinas tienen su trabajo y también sus pequeños inconvenientes (instalación, mantenimiento, espacio, etcétera). Buena parte de esos problemillas se solucionan echando mano de las piscinas portátiles.

Una piscina portátil te permite disfrutar del baño en distintas localizaciones, y también tienen -o deben tener- la ventaja de que puedes instalarla en poco tiempo y sin mucho esfuerzo.

Pero… ¿sabemos exactamente qué es una piscina portátil, y qué tipos de piscinas se pueden considerar portátiles? Vamos a repasarlos todos en este artículo, porque quizá te lleves una sorpresa. El mercado te ofrece más posibilidades de las que imaginas.

No Hay Productos Disponibles.

¿Qué entendemos por una piscina portátil?

Una de las grandes confusiones que existe con el mundillo de las piscinas portátiles es que no siempre tenemos claro qué modelos realmente lo son y cuáles no. Y peor aún: muchos usuarios consideran ciertos tipos de piscinas como plegables, cuando en realidad están muy lejos de esta condición. Vamos a intentar arrojar algo de luz sobre esta duda: ¿qué es una piscina portátil realmente?

Una piscina portátil es aquella que podemos ubicar o instalar en localizaciones diferentes, y que además sea apta para el transporte.

Dicho de otro modo, una piscina portátil debemos poder llevarla de un sitio a otro.

Hay varios tipos de piscinas que NO son portátiles. Por ejemplo, las enterradas o semienterradas, y por supuesto las de obra por motivos obvios. Una piscina portátil para el jardín siempre será del tipo elevada.

Además, las piscinas de madera o las de acero tampoco suelen ser muy prácticas para transportar, aunque muchas de ellas técnicamente se venden como «desmontables» porque es cierto que las puedes montar y desmontar cuando quieras.

El problema que tienen estas piscinas paneladas de acero es doble. Por un lado: el proceso de montaje y desmontaje es laborioso. Y en segundo lugar, una vez desmontadas, los paneles que las componen son bastante grandes y no es nada sencillo llevarlos a otro lugar, en especial si la piscina es muy grande.

Si necesitas una piscina desmontable que sea realmente portátil, la opción más aconsejable es la de una tubular. Las piscinas desmontables rígidas no son portátiles en la práctica, por mucho que seas capaz de desmontarlas.

Intex estructura metálica para piscina tubular redonda (ø) 3.66 x (h) 0.76m, Color Azul

¿Cuáles son los principales tipos de piscinas portátiles que existen en el mercado?

Podemos distinguir básicamente dos grandes grupos de piscinas portátiles para tu jardín: las que se hinchan y las que se montan. Vamos a conocerlas mejor para asegurarnos de que compramos justo lo que necesitamos.

Piscinas portátiles desmontables

Con frecuencia se suele equiparar el término de piscina desmontable al de piscina portátil. Y esto es un gran error. No todas las piscinas desmontables son portátiles, ni todas las portátiles son desmontables.

Los únicos modelos desmontables que realmente se pueden calificar como «portátiles» son las piscinas tubulares. Se montan y se desmontan en un tiempo relativamente corto, y al ser de lona no ocupan demasiado espacio si las tenemos que guardar. En consecuencia, se pueden transportar con facilidad.

Comparemos este modelo con las piscinas desmontables paneladas, compuestas por paneles de acero o madera que en muchos casos hay que fijar al suelo. ¿Comprendes que estas no resultan igual de «portátiles»?

En nuestra opinión, las mejores piscinas portátiles del mercado son las que tienen estructura tubular de tamaño mediano (no excesivamente grandes).

Piscinas portátiles hinchables

En el ámbito de las piscinas hinchables sí que no hay discusión. Una piscina que puedes inflar y desinflar cuando te apetezca también podrás llevarla y traerla para ubicarla en distintos sitios. De hecho, es la opción que recomendamos si lo que buscas es una piscina portátil muy grande.

A este respecto, te recomendamos echar un vistazo a las piscinas Easy Set de la marca Intex, y a las FastSet de la marca Bestway.

¿Existen las piscinas portátiles grandes? ¿Son realmente prácticas?

Sí, hay piscinas portátiles grandes. Lo que sucede es que el tema de la portabilidad por lo general se complica conforme aumenta el tamaño de la pieza.

No ya por el tema del transporte, que siempre se puede solucionar con una furgoneta o si disponemos de un vehículo grande, sino sobre todo por el proceso de montaje y desmontaje. Cuanto mayor sea la piscina, más tardarás en instalarla y quizá el aprovechamiento de poder llevarla a otros lugares no sea el mismo.

Un ejemplo de piscina portátil muy grande es este modelo inflable de más de tres metros de longitud:

No Hay Productos Disponibles.

¿Cuáles son las piscinas portátiles más baratas?

Las piscinas portátiles más baratas del mercado son las de tipo inflable, mucho que más que las desmontables tubulares. En cualquier caso, el precio final del producto depende sobre todo de su tamaño. Aquí tienes una lista de piscinas portátiles baratas, para que vayas teniendo una orientación.

BESTWAY 56408 - Piscina Desmontable Tubular Steel Pro Max 305x76 cm Redonda con Depuradora Cartucho 1.249 L/H, Válvula de Drenaje y Fácil Instalación 4.678...

Si pulsas en cualquier enlace de esta página y haces una compra, nosotros ganamos una comisión sin coste adicional para ti.  Última actualización de precios: 2024-05-26.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *